Etiqueta: Barroco

El Oratorio de Antonio Palomino

El #OrgulloBarroco de la Casa de la Villa 

A lo largo del año hay días, pocos, en los que uno se alegra de haber “entrado” en este mundo de las redes sociales y de los “medios de comunicaciones sociales” (“social media” para aquellos que lo prefieran en la lengua de William Shakespeare), y hoy es uno de ellos. Este 7 de diciembre celebramos el día del #OrgulloBarroco, una iniciativa creada el año pasado por Investigart, unos maravillosos locos por el arte, y que este año llega a su segunda edición con más fuerza, y que pretende, la sencilla tarea, de llenar las redes sociales de cultura y arte. 

También ocurre, pero pocas veces, que los astros se alinean, la diosa fortuna te sonríe, la luz te ilumina y los dioses se apiadan de ti, y algo que llevabas tiempo buscando sin éxito, de repente aparece, y eso es lo que nos ha ocurrido a nosotros en estos días. Este fin de semana pasado la Casa de la Villa de Madrid abrió sus puertas al público después de 8 años y tuvimos la fortuna de poderla visitar; en el interior de este histórico edificio (del cual ya hablaremos) se encuentra el motivo de esta entrada en nuestro blog, el Oratorio, estancia decorada por Antonio Palomino, y que ha servido en algunas épocas incluso de despacho del alcalde de Madrid. 

Y para hablar de esta pequeña joya de Madrid hoy contamos con la inestimable colaboración de Gloria Martínez Leiva (@Investigart) y Cipriano García-Hidalgo Villena (@Cipripedia), miembros de Investigart, que lo hacen bastante mejor que nosotros.

En la reforma de la Casa de la Villa, realizada en los años finales del siglo XVII por Teodoro Ardemans y de la que se suele destacar las magníficas portadas pétreas con los escudos, se decidió crear un pequeño oratorio o capilla para poder oficiar ceremonias religiosas y también custodiar las reliquias de María de la Cabeza, esposa del patrón de la Villa, San Isidro, que aunque era una figura con culto en el ámbito madrileño, no había sido todavía elevada a los altares como santa. Ardemans aprovechará para crear el Oratorio tres pequeñas estancias, en el esquinazo que hace la Plaza de la Villa con la calle Mayor, justo debajo de la torre del reloj. Concatenará para ello tres espacios cuadrangulares, que cubrirá con una bóveda esquifada, una cúpula con pechinas y una bóveda vaída. El elemento que dará unidad al espacio arquitectónico, y además brindará un claro mensaje iconográfico, es el magnífico conjunto de pinturas al fresco encargadas a Antonio Palomino en 1696. En éstas pueden verse las dos fuentes pictóricas de las que Palomino bebió a la hora de acometerlas. Por una lado muestran la dependencia de las enseñanzas de Claudio Coello, en las obras realizadas para el Alcázar de Madrid, con una importante presencia todavía de la quadratura a lo Mitelli y Colonna; y por otra denotan el influjo de Luca Giordano en los rompimientos de gloria de las bóvedas, prototípicos del pleno barroco y en la estela de los de Pietro de Cortona. Giordano había llegado en 1692 para realizar diversas decoraciones al fresco para el monarca Carlos II, entre ellos los de la Escalera de El Escorial y los de la Basílica del monasterio. En estas obras Antonio Palomino le servirá de ayudante y es obvio que el influjo del napolitano será decisivo en las decoraciones que Palomino abordará en la Casa de la Villa. En cuanto a la iconografía de las pinturas en éstas se desarrollará un completo programa en el que se exaltará a la Virgen, especialmente a la Inmaculada Concepción, siendo los pilares y los promotores de este culto los reyes de España Felipe III, Felipe IV y los coetáneos al encargo Carlos II y su segunda esposa, Mariana de Neoburgo, cuyos retratos también se dispondrán en los muros del Oratorio. Los atrevidos escorzos y la concatenación de formas y colores trabajarán a favor de generar un espacio unitario pese a sus divisiones. Un lugar único, de persuasión tanto política como religiosa, donde se plasma a la perfección la exaltación del culto a la Virgen, promovida por los Austrias, y el poder divino con el que éstos habían sido tocados.

Para finalizar queremos animaros a todos a seguir las etiquetas #OrgulloBarroco#BaroquePride en todas las redes sociales y participar en esta fiesta de la cultura. También podéis visitar la web #OrgulloBarroco creada para este evento .


Para conocer más:

Investigart : Antonio Palomino, La Quadratura Madrileña y su extensión hasta Valencia
Investigart : Frescos de madrid: maestros olvidados, obras destruídas

Álbum fotográfico

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Casa de la Villa

cargando mapa - por favor, espere...

Casa de la Villa 40.415131, -3.710947 Casa de la Villa

El Hospital de la V.O.T.

Abrir en otra ventana

El Hospital más antiguo de Madrid .

Nuestros pasos de hoy se dirigen hacia el hospital en funcionamiento más antiguo de Madrid, con sus más de tres siglos de existencia el Hospital de la Venerable Orden Tercera de San Francisco es un edificio donde la historia, el arte y la medicina se aúnan formando un conjunto que ha sobrevivido al paso del tiempo y las guerras.

La idea de la construcción de un hospital por parte de la V.O.T. nació como consecuencia de la misión que esta orden tiene de ayudar y socorrer a sus miembros, por ello en sesión ordinaria del 14 de Septiembre de 1678 se acuerda la construcción de una enfermería para curar a los miembros más pobres.
La obra dio comienzo el año 1679, unos años después, en 1686, se inauguró la enfermería, y no fue hasta 1697 cuando se puede decir que la obra se finalizó al completo, siendo su coste de 624.000 reales.
A lo largo de su vida este edificio hubo de ser abandonado varias veces, pero la labor que se realizaba en su interior continuó fuera de sus paredes, siendo trasladada a otros edificios de Madrid, incluso a otras localidades. Por suerte, tanto como el edificio como las obras de arte existentes en el fueron cuidados y respetados durante esos periodos, y por eso hoy en día se conservan prácticamente igual.
Actualmente el Hospital de la V.O.T. funciona como centro privado.

Entramos en el hospital, y lo primero que nos llama la atención es el directorio, situado en uno de los antiguos expositores de la farmacia.

Empezamos nuestra visita al hospital por su Capilla, de estilo barroco, lugar que fue el que nos motivó para saber más de este hospital.
El inicio de su obra es posterior a la del hospital, iniciada en 1693, fue consagrada en 1699. Parece ser que los planos de la misma fueron de Teodoro Ardemans, dato que no se puede confirmar, y la obra fue realizada por José Arroyo y continuada a su muerte por Felipe Sánchez.
Pasamos a recorrer su interior, donde podemos destacar, de entre todas las obras allí presentes, el cuadro de la “Inmaculada Concepción” de Antonio de Pereda; así como la parte superior del retablo mayor, seguramente de lo mejor que podemos ver en esta capilla.

Una vez dentro de la sacristía nuestro guía nos llama la atención sobre algunas de las obras que allí nos encontramos, entre ellas el boceto del relieve de San Pedro de Alcántara (relieve localizado en el Altar Mayor del Monasterio de San Pedro de Alcántara de Arenas de San Pedro, obra de Francisco Gutiérrez), y por otro lado el retrato de Doña Ana de Austria, hija mayor de Felipe III y hermana de Felipe IV, representada amortajada con el hábito de la V.O.T., obra mandada pintar a su muerte por el fraile franciscano que fue su confesor, al igual que también mandó pintar a su hermano Felipe IV, ambos muy devotos de la orden.

Acabado nuestra visita por la capilla subimos al primer piso del hospital para pasearnos por el claustro superior, no sin antes pararnos a contemplar la escalera que hasta allí nos lleva, otro de los elementos de hospital, que por si mismo, hacen que merezca la pena la visita. Compuesta por dos tramos de escalones situados uno enfrente del otro que desembocan en un descansillo y del cual a su vez vuelven a salir otros dos tramos enfrentados para ascender al piso superior, es una escalera diferente a lo que podemos encontrar habitualmente. Pero si la escalera llama la atención, lo que la rodea no es menos importante, iniciamos el ascenso contemplando el retrato de Iñigo López de Zárate, hermano y ministro de la V.O.T., llegando al rellano podemos contemplar dos obras de Carreño de Miranda y entre ellas una de Antón Van Dyck, debajo del este último un busto de San Francisco, obra de Agustín Querol, y levantando la mirada contemplamos la decoración del techo, obra de Teodoro Ardemans. Finalizamos la ascensión en dirección al claustro superior no sin pararnos ante alguna obra de arte más.

Nuestra visita continua con un recorrido por el citado claustro superior y posteriormente por la parte inferior, contemplando los diversos cuadros allí expuestos, y observando el patio interior a través de los grandes ventanales de madera, por cierto, muy bien conservados.

El Archivo histórico es otra de las salas más importantes del Hospital, pues en el se guardan documentos referentes a la V.O.T. y a sus miembros desde la llegada de la orden a Madrid. Como curiosidad, indicar que en esta sala podemos ver una de las sillas de mano usadas para transportar enfermos.

Antes de finalizar nuestra visita nos espera una sorpresa, nuestro guía nos lleva a una sala de reuniones, localizada en la que fue farmacia del hospital, donde podemos observar los armarios y tarros, los más antiguos realizados con cerámica de Limoges, usados en su día. En este mismo lugar podemos observar alguna que otra obra allí guardada, como un tapiz, una imagen de de San Francisco, o una imagen de un niño Jesús, ricamente ataviado y con su historia escrita a sus pies.

Abandonamos el hospital, agradeciendo a Don Antonio Pérez, hermano ministro de la orden y nuestro guía, el tiempo que nos ha dedicado, la paciencia que ha tenido con nosotros y su colaboración a la hora de tomar fotografías, así como su magnífica explicación de la historia del hospital y las obras que alberga, que, por desgracia, aquí no hemos sabido reflejar.

Antes de salir del mismo, nuestro guía nos muestra los detalles de la cerrajería de la puerta de entrada, un elemento por el que tampoco parece que el tiempo haya pasado desde que el hospital entró en funcionamiento.

Una vez fuera del hospital dirigimos nuestra mirada hacia la imponente silueta de la Real Basílica de San Francisco el Grande, la cual ya visitamos hace tiempo, sin olvidarnos que a la sombra de la misma se encuentra la, prácticamente desconocida, Capilla del Cristo de los Dolores de la V.O.T., otra pequeña joya de Madrid que también pudimos conocer hace ya tiempo. Nos despedimos por hoy y antes de hacerlo os animamos a seguir descubriendo Madrid.


Fuente y más información: Página oficial del Hospital de la V.O.T.
Otras páginas: Manuel Blas. Madrid : Hospital de la Venerable Orden Tercera

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Hospital de la V.O.T.

cargando mapa - por favor, espere...

Hospital de la V.O.T. 40.408940, -3.713830 Hospital de la V.O.T.

Iglesia de San Ginés de Arlés

Abrir en otra ventana

Un pequeño museo .

La calle Arenal es una de las zonas de Madrid con más “tráfico” de Madrid, el estar localizada en el centro histórico de la ciudad, el ser una calle prácticamente peatonal al completo y la gran actividad comercial de toda la zona son los componentes que hacen que esta calle esté prácticamente siempre repleta de turistas, y en medio de ella se localiza la iglesia de San Ginés de Arlés.

De esta iglesia se puede escribir y leer mucho, y os animamos a que lo hagáis, es una iglesia con mucha historia, con mucho arte a mostrar, nosotros os vamos a mostrar una pequeña parte de lo que se guarda en ella, y en algún caso como la panorámica no con mucha calidad, pues hasta hace poco no dejaban hacer fotografías en su interior, pero en una de las últimas visitas si pudimos hacer unas pocas, no sabemos si ya han levantado esta prohibición o es algo puntual.

Respecto a su historia os damos unos breve apuntes, pero como decimos, es muy interesante leer sobre ella en lugares más adecuados.
La iglesia que podemos contemplar actualmente se inicio cuando su predecesora se derrumbó en parte, alrededor del 1642, y se finalizó alrededor de 1672. Posteriormente ha sufrido varias reformas, incendios, derrumbamientos, saqueos… lo que ha hecho que perdiera gran parte de sus obras de arte y su estructura original. Su interior está lleno de obras de arte, desde el cuadro del Altar Mayor, que parece ser es el original que Francisco Ricci pintó para la iglesia y que se creía que había perdido en un incendio, el boceto de esa misma obra realizada por Ricci, hasta obras de Alonso Cano, Lucas Jordán y la obra más importante, “La expulsión de los mercaderes del templo” de El Greco, obra que solo se puede contemplar en ciertos momentos de la semana.


Más información :“Iglesia de San Ginés” en la página “Viendo Madrid”

Álbum fotográfico

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Iglesia de San Ginés de Arlés

cargando mapa - por favor, espere...

Iglesia de San Ginés de Arlés 40.417201, -3.707027 Iglesia de San Ginés de Arlés

Palacio de Santoña

Abrir en otra ventana

La joya del Barrio de las Letras .

Hoy hemos decidido irnos a pasear a uno de los barrios más “literarios” de Madrid. Recorremos las calles del Barrio de las letras parándonos a leer las citas escritas sobre el asfalto y contemplando algunos de los edificios más históricos de la zona, como el Convento de las Trinitarias o la Casa de Lope de Vega.
Pero nuestros pasos se dirigen a la calle Huertas, en concreto al número 13, donde se sitúa la sede de la Cámara de Comercio de Madrid, y que ocupa el que fue Palacio de los Duques de Santoña, antiguamente conocido como Palacio de Goyeneche.

La historia de este palacio parece ser que se inician en el siglo XVII, cuando Diego Roys Bernardo compra los terrenos para edificar su residencia. Construcción que parece se inicia en 1618, y su diseño se atribuye a Juan Gómez de Mora.

En 1731 el primer Marqués de Ugena, Juan Francisco de Goyeneche, compra el edificio y encarga su reforma a Pedro de Ribera, del cual podemos contemplar la portada barroca de la calle del Príncipe. En 1783 el palacio vuelve a reformarse, esta vez es Ignacio Thomas el arquitecto encargado de hacerlo.

En 1874 el edificio lo adquieren el Duque de Santoña, Juan Manuel de Manzanedo y González. Los Duques buscaron adecuar el aspecto del mismo a los gustos de la época, y se encarga a Domingo de Inza la reforma de su interior. Durante esta reforma es cuando se abre una puerta a la calle Huertas, copiando la de Pedro de Ribera, y se construye la espectacular escalera de estilo imperial que hoy en día podemos admirar.

A la muerte del duque, su mujer entró en pleito con una hija que tuvo el duque en Cuba (lugar donde el duque empezó a hacer su fortuna), y como resultado del mismo, por un lado la viuda del duque acabó arruinada, y por otro lado José Canalejas, uno de los abogados que intervino en el mismo, se hizo en el palacio, algo de lo que se le acusó en su tiempo.

Ya en 1933 Casimiro Mahou adquiere el edificio que se convierte en la sede de la Cámara de Industria (fusionada posteriormente con la Cámara de Comercio), y como tal sede sigue funcionando a día de hoy.

El palacio ha estado en proceso de restauración durante muchos años, y desde hace unos pocos podemos observar con todo su esplendor este magnífico edificio.

Este palacio también tiene sus “historias”. De el fue de donde salió Canalejas en 1912 el día que le asesinaron en la Puerta del Sol. Y también se cuenta que donde hoy se encuentra el palacio vivió Muley Xequec, llamado el “Príncipe Negro”, que fue príncipe heredero de Marruecos en la época de Felipe II.


Fuentes: Folleto informativo “Bienvenidos a Palacio”

Álbum fotográfico

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Palacio de Santoña

cargando mapa - por favor, espere...

Palacio de Santoña 40.414013, -3.700349 Palacio de los Duques de Santoña

El Oratorio del Santo Cristo del Olivar

Abrir en otra ventana

El Cristo del Olivar .

Esta iglesia es una de tantas de las que tenemos en Madrid y por cuyas puertas pasamos por delante sin prestarlas ninguna atención, y muchas de ellas merecen ser visitadas, al menos para conocer las joyas que guardan. La iglesia fue realizada a mitad del siglo XVII, pero se rehizo a primeros del XX imitando el estilo barroco.

De su interior podemos destacar dos obras, pues casi todo lo que en ella se encontraba fue destruido durante la guerra civil, y lo que podemos ver actualmente es más contemporáneo, las dos piezas que podemos mencionar son el Cristo del Olivar (que da nombre al oratorio), de Manuel Pereira de 1647, y la imagen de la Virgen del Rosario de Luis Salvador Carmona de 1760. Ambas obras merecen ser contempladas con tranquilidad.

Álbum fotográfico

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Oratorio del Santo Cristo del Olivar

cargando mapa - por favor, espere...

Oratorio del Santo Cristo del Olivar 40.413091, -3.701619 Oratorio del Santo Cristo del Olivar

Iglesia del Real Monasterio de Santa Isabel

Abrir en otra ventana

Unos breves apuntes

Entramos en la iglesia del Real Monasterio de Agustinas Recoletas de la Visitación de Santa Isabel, uno de esos lugares a los cuales es bastante difícil encontrar el momento de ver, solo abre para el culto durante casi todo el año, pero durante navidades amplia ese periodo de puertas abiertas para mostrar los belenes que en la iglesia se instalan. Nosotros hemos aprovechado ese momento para ver la iglesia con tranquilidad, además de los belenes.

Proyectada por Juan Gómez de Mora, la iglesia se empezó a construir en 1640. La iglesia, el convento de clausura y un colegio, conforman el edificio al completo.

La iglesia fue totalmente desmantelada durante la guerra civil, las piezas que hoy se pueden ver en la misma no son las que en su día estaban, el principal ejemplo de este cambio lo vemos en el altar, el anterior fue destruido en 1936 y en el se podía ver un cuadro de la Inmaculada pintado por José de Ribera.

Álbum fotográfico

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Iglesia del Real Monasterio de Santa Isabel

cargando mapa - por favor, espere...

Iglesia del Real Monasterio de Santa Isabel 40.409450, -3.696187 Iglesia del Real Monasterio de Santa Isabel

Basílica Pontificia de San Miguel

Abrir en otra ventana

El barroco italiano en Madrid .

La Basílica Pontificia de San Miguel, a pesar de su pequeño tamaño, es una de las mejores muestras del barroco italiano en Madrid.

Mandada construir por D. Luis Jaime de Borbón y Farnesio, arzobispo de Toledo, se puso su primera piedra el 20 de septiembre de 1.739. Cabe destacar su fachada, de forma convexa, para realzar la misma, dar a la basílica una sensación de altura, y aprovechar al máximo el poco espacio en el que se construyó.

El lugar en el que está situada la Basílica, con salida a la estrecha C. de San Justo, hace que sea una iglesia muy poco conocida, a pesar de estar a escasos metros de la Plaza de la Villa.

Álbum fotográfico

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Basílica Pontificia de San Miguel

cargando mapa - por favor, espere...

Basílica Pontificia de San Miguel 40.414449, -3.709630 Basílica Pontificia de San Miguel

Colegiata de San Isidro el Real

Abrir en otra ventana

Unos breves apuntes

En este primer apunte del año 2.015 nos vamos a visitar una de las iglesias más castizas, pues está dedicada al patrón de la Villa de Madrid, San Isidro. También a nivel personal esta iglesia tiene su historia, pues une la ciudad donde nací, Madrid, con el pueblo de mis antepasados, la Villa de Uceda, lugar donde nació Santa María de la Cabeza, esposa de San Isidro, y cuyos restos también se encuentran en esta iglesia.

La Colegiata de San Isidro el Real, fue catedral de Madrid durante más de 100 años, hasta que se inauguró en 1.993 la catedral de la Almudena. Esta iglesia se empezó a construir en 1.622, y originalmente fue la iglesia de San Francisco Javier. En 1.769 recibe los restos de San Isidro desde San Andrés (iglesia que visitaremos en breve), y también los de Santa María de la Cabeza, y es a partir de entonces cuando la iglesia recibe el nombre del Santo.

En 1.936, durante la guerra civil, la iglesia sufre un incendio que destruye numerosas obras de arte y parte de la estructura. Se restauró después de la guerra, y por eso parte de lo que podemos ver hoy en la iglesia no son las obras originales.

Tampoco encontramos en la iglesia las imágenes originales de San Isidro y Santa María de la Cabeza, si no unas obras más modernas, las originales se encuentran en la Catedral de la Almudena, yo realmente no se el porqué.

Como curiosidad decir que el día que realicé la visita a la iglesia se estaba llevando a cabo el Besamanos de la Virgen de la Macarena, por ese motivo la imagen de la Virgen y la del Jesús del Gran Poder no estaban en sus respectivas capillas.

Álbum fotográfico

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Colegiata de San Isidro el Real

cargando mapa - por favor, espere...

Colegiata de San Isidro el Real 40.413049, -3.707312 Colegiata de San Isidro el Real

Iglesia de San Marcos

Abrir en otra ventana

Unos breves apuntes

Ventura Rodríguez en Madrid fue uno de los principales arquitectos españoles del siglo XVIII, y la iglesia que hoy visitamos así lo demuestra.

La iglesia de San Marcos, localizada muy cerca de la Plaza de España, pero bastante escondida a la vista de los viandantes que por la Gran Via y la calle Princesa pasan, es una obra maestra.

Construida entre 1.749 y 1.753, la planta de la iglesia de San Marcos está formada por la intersección de cinco elipses, lo que resuelve de forma genial el problema del espacio sobre el que se construyó.

Álbum fotográfico

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Iglesia de San Marcos

cargando mapa - por favor, espere...

Iglesia de San Marcos 40.424743, -3.711083 Iglesia de San Marcos