La Ermita y la Fuente de San Isidro

Un 15 de mayo sin agua milagrosa

Si en nuestra última entrada en este blog hablábamos de San Isidro y de su relación con la ermita de Santa María la Antigua, hoy seguimos tras sus pasos y nos acercamos a uno de los lugares más visitados por los madrileños un día como hoy (aunque por desgracia no precisamente este año), 15 de mayo, Festividad de San Isidro. Nos vamos a la visitar la Ermita y la Fuente de San Isidro.

Según cuenta la tradición durante un año de sequía y estando labrando Isidro los campos de su patrón, con un golpe de su cayado hizo brotar agua de un manantial, el cual hoy en día alimentaría la fuente que podemos ver situada al lado de la ermita dedicada a él, y a cuyo agua se le atribuyen propiedades curativas.

Fueron tales propiedades las que hicieron que la esposa de Carlos I, la Emperatriz Isabel, hiciera traerla de la fuente para dársela a su marido y a su hijo, el futuro rey Felipe II, enfermos gravemente ambos. Debido a que ambos sanaron rápidamente, la Emperatriz mandó levantar una ermita en honor al santo en 1528.

La imagen actual de la ermita data de 1730, cuando don Baltasar de Zúñiga, marqués de Valero, corre con los gastos de su reedificación. Anteriormente, en 1620, don Cristóbal de Urgel había  subvencionado su ampliación y reparación.

Durante la guerra civil el interior de la misma sufrió muchos daños, siendo entre los años 1940 y 1945 cuando fue restaurado, siendo casi todo lo que hoy podemos ver de esa época.

El retablo mayor está firmado por Enrique Cuartero Huerta en 1941, y se compone de: una talla de madera de San Isidro sosteniendo una aguijada (que para los que, como yo, no lo sabíamos, es una “Vara larga con un hierro de forma de paleta o de áncora en uno de sus extremos, en la que se apoyan los labradores cuando aran, y con la cual separan la tierra que se pega a la reja del arado”); un relieve de San Isidro en el milagro de la fuente, en el cual además aparece un miembro de la familia Vargas, dueño de las tierras; y una talla de madera de Santa María de la Cabeza con un recipiente para el aceite de lampara.

En el resto de la ermita podemos contemplar otros dos retablos, y un tapiz cedido de la serie Alejandro Magno. 

En el exterior de la ermita, situada a la derecha de la entrada, se encuentra la afamada fuente, en cuyo frontal se puede leer: 

«O ahijada tan divina como el milagro enseña
pues sacas agua de peña, milagrosa y cristalina,
el labio al raudal inclina y bebe de su dulzura.
Que San Isidro asegura que si con fe bebieres
Y calentura trujeres volverás sin calentura»

El agua únicamente fluye por el caño de esta fuente los días 15 de mayo, aunque este año, al igual que el pasado, no será posible ver el agua correr debido a las restricciones sanitarias.
Habrá que esperar un año más para poder acudir a comprobar si las virtudes milagrosas de la misma son reales, o al menos, para pasar un gran día.

 

No queremos terminar este artículo sin desear a todos los nos leéis, y en general a todos los madrileños un…

FELIZ DÍA DE SAN ISIDRO

Y agradecer a la Archicofradía Sacramental de San Pedro, San Andrés, San Isidro y de la Purísima Concepción toda su colaboración para realizar el reportaje en el interior de la capilla.


Fuentes y más información


Álbum de fotos

¿Dónde está?

icon-car.pngFullscreen-Logo
Ermita de San Isidro

cargando mapa - por favor, espere...

Ermita de San Isidro 40.400682, -3.725899 Ermita de San Isidro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *