El Banco de España

Los tesoros del Banco de España .

Si mencionamos el actual edificio del Banco de España y lo allí se que guarda muchos seguro que en lo primero que piensan es en el oro que hay en su caja fuerte, o en la propia caja fuerte y en sus medidas de seguridad, y seguramente les vendrán a su cabeza varias historias, más o menos ciertas, que se cuentan sobre este lugar. Pero si bien es cierto que en el Banco de España se guardan varios “tesoros”, no todos están en su caja fuerte y algunos se pueden ver, aunque por desgracia no todos se pueden fotografiar.

El edificio que ocupa actualmente la sede del Banco de España no ha sido el primero en el que dicha entidad y sus predecesoras (el Banco de San Carlos y el Banco de San Fernando) han estado, ni se conserva como se diseñó en su origen, pues desde su inauguración ha sufrido diferentes ampliaciones y modificaciones hasta llegar a como lo podemos ver hoy.

El edificio original (que solo ocupaba el ángulo de la calle Alcalá y el Paseo del Prado) fue proyectado por Eduardo de Adaro y Sainz de la Lastra, arquitectos del Banco, después de desestimar las propuestas presentadas para el concurso convocado para tal menester.
La primera piedra se puso el 4 de julio de 1884, con la asistencia del rey Alfonso XII y fue inaugurado en 1891.
En 1927 se inició una primera ampliación proyectada por el arquitecto José Yarnoz Larrosa. Ampliación a la cual siguieron otras, mediante la adquisición de los edificios adyacentes, a lo largo del tiempo hasta llegar a ocupar toda la manzana.

En el interior del edificio original podemos destacar la escalera de gala, de mármol de Carrara, y “adornada” e iluminada por magníficas vidrieras de la empresa alemana Mayer. También de interés es el patio, hoy ocupado por la biblioteca, con una estructura de hierro fundido encargada a la Fábrica de Mieres, pero que no es posible visitar, únicamente ver desde su entrada.

Durante la ampliación de 1927 y que fue terminada en 1934, se creó un nuevo patio de operaciones, con una altura de 27 metros y con algún elemento de estilo Art Decó, como la vidriera superior o el reloj.

Muy interesantes son, además, la Sala Goya (llamada así porque en su interior se pueden ver varios cuadros del genial pintor), el comedor de gala, la rotonda, o la decoración de alguno de los pasillos por los que se pasea. Lástima que en todos estos lugares no se puedan hacer fotos. Tendríamos aparte los lugares en los que no se pueden entrar, la ya citada biblioteca, y como no, la caja fuerte.

El Banco de España se puede conocer a lo largo del año mediante visitas guiadas que organiza el propio banco, que, aunque suelen estar bastante completas, si son pocas personas las que la solicitan puede que haya huecos. En estos últimos años también se han incluido visitas al banco en programas organizados como la Semana de la Arquitectura, “Madrid Open House” o “Madrid otra mirada”.

Fuente : Web del Banco de España

Álbum fotográfico

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Banco de España

cargando mapa - por favor, espere...

Banco de España 40.418630, -3.694507 Banco de España

Deja un comentario