Edificios singulares

La Casa de la Villa

El antiguo ayuntamiento de Madrid

El año pasado (hace unas semanas) visitábamos la Casa de la Villa, uno de los edificios más interesantes de Madrid, pero que por diversos motivos no abría sus puertas al público desde hace más de ocho años.

Fue una ocasión muy especial, en la que pudimos conocer el que fuera hasta hace unos años sede del Ayuntamiento de Madrid.

De entre sus salas ya os hablamos en este blog del Oratorio, excepcional lugar decorado por Antonio Palomino (ver el Oratorio de Antonio Palomino), hoy nos vamos a conocer un poco más el resto del edificio.

El proyecto inicial de este edificio, construido para albergar las dependencias de lo que sería el Ayuntamiento de Madrid, fue aprobado en 1629, y su creador fue Juan Gómez de Mora. Las obras no empezaron hasta años más tarde y en su edificación intervinieron otros arquitectos, aunque siempre manteniendo la idea inicial.

Antes de iniciar la visita a este histórico edificio nos paramos a contemplar su impresionante fachada a la Plaza de la Villa donde podemos distinguir una serie de escudos, alguno de ellos con la imagen del dragón, antiguo elemento del escudo de Madrid.

Una vez dentro, a los pies de la escalera, nos recibe la estatua original de la Mariblanca, de esta famosa estatua podemos ver copias en la Puerta de Sol o en el Museo de Historia de Madrid

Llegamos al Salón Goya, llamado así por el cuadro que allí se encuentra “Alegoría de la Villa de Madrid” realizado por el genial pintor, aunque lo que podemos ver aquí no es más que una copia, el original se encuentra en el Museo de Historia de Madrid.

Del Salón Goya pasamos al Oratorio de Antonio Palomino, pero no nos vamos a para aquí, solamente recordaros la entrada en la web que le dedicamos hace unos meses.

Una vez pasado el Oratorio entramos en el Salón de Recepciones donde podemos localizar la Custodia del Corpus Christi que todos los años es sacada en procesión el día del Corpus por las calles de Madrid.

Esta espectacular custodia fue realizada por el platero Francisco Álvarez en tiempos de Felipe II, y pertenece al Ayuntamiento de Madrid, su elaboración fue financiada por el pueblo de la Villa mediante suscripción popular.

De allí, cruzando por el Patio de Cristales, llegamos al Salón de Plenos, espectacular estancia que ha lo largo del tiempo ha recibido varias modificaciones y restauraciones.

De entrada podemos contemplar las magníficas pinturas realizadas por Antonio Palomino entre 1692 y 1696 en el techo del Salón.

Del Salón de Plenos volvemos al Patio de Cristales. 

Inicialmente era un patio a cielo abierto, pero en el siglo XIX sufrió una transformación para pasar a ser una sala más del edifico. Los balcones pasaron a ser puertas y se cubre el techo con una vidriera, la cual, en la década de los 40, se cambia por otra realizada por la Casa Mauméjean.

Finalizamos nuestra visita a esta maravilla de edificio, esperando que se abra más veces al público para que todos podamos disfrutar, no solo de su arquitectura y decoración, si no también por ser historia de Madrid.

Para conocer más: Guia Arquitectura COAM

Álbum de Fotos

¿Donde está?

icon-car.pngFullscreen-Logo
Casa de la Villa

cargando mapa - por favor, espere...

Casa de la Villa 40.415131, -3.710947 Casa de la Villa

La Casa y Torre de los Lujanes

El edificio civil más antiguo de Madrid .

La Plaza de la Villa es seguramente uno de los lugares con más “aire medieval” que podemos encontrar en Madrid, y gran parte de ello se debe a que en dicha plaza se encuentran la Casa y Torre de los Lujanes, edificaciones de las cuales hoy hablaremos un poco con motivo de nuestra visita a la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.

Situados en el número 2 y 3 de la citada plaza, estas construcciones conforman el edificio civil más antiguo de Madrid, siendo levantadas en la segunda mitad del siglo XV por la familia Luján.

Casa y Torre de los Lujanes
Casa y Torre de los Lujanes

Construida en mampostería y ladrillo, caben destacar las portadas que dan a la Plaza de la Villa, en una de las cuales aun podemos observar los escudos de la familia Luján, y también es destacable la entrada que tiene la torre por la calle del Codo,  y que da acceso a su planta baja, hoy ocupada por la sede de la Real Sociedad Económica Matritense de Amigos del País, sede a la que esperamos poder realizar una entrada en esta web en breve.

Estas edificaciones han llegado a estar a punto de ser derruidas debido a su estado de abandono, pero su historia, que incluye el posible cautiverio del  rey francés Francisco I en la torre, y finalmente la decisión de que fuera la sede de diversas sociedades, consiguió salvarlas y que hoy podamos seguir disfrutando de estos magníficos edificios.

Una vez dentro del edificio ocupado por la Real Academia de Ciencias Morales, las estancias más destacables son la biblioteca Colmeiro, el salón de la Reina y la sala de Juntas.

Merece la pena visitar el patio de estilo toledano (uno de los dos patios interiores de que dispone el conjunto arquitectónico); y la escalera de estilo plateresco, escalera que proviene del antiguo Hospital de la Latina, siendo este uno de los elementos más antiguos que se conservan en el edificio y uno de los pocos de estilo gótico que se conservan en Madrid.

Finaliza nuestra visita accediendo a lo alto de la Torre de los Lujanes, posible pero improbable lugar de cautiverio de Luis I, desde donde se tienen unas excelentes vistas a la Plaza de la Villa y al resto de “tejados” madrileños.

Vistas desde la Torre de los Lujanes

Una vez fuera del edificio volvemos a contemplar la fachada de este magnífico conjunto de edificios, con tanta historia, como complicado es entrar a verlos.


Fuente y más información:
Blog “Arte en Madrid” : Real Academia de Ciencias Morales y Políticas y Torre de los Lujanes
Web oficial de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas

Álbum fotográfico

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Casa y Torre de los Lujanes

cargando mapa - por favor, espere...

Casa y Torre de los Lujanes 40.415214, -3.710184 Casa y Torre de los Lujanes

El Edificio Carrión

Un icono de la Gran Vía

Hoy toca conocer uno de los edificios más emblemáticos de la Gran Vía de Madrid, el Edificio Carrión, aunque puede que a muchos no os suene por ese nombre, si hablamos del Edificio Capitol, como se le conoce también, o si hablamos del anuncio de la marca Schweppes, creo que ya todos sabremos el lugar al que nos dirigimos.

El edificio fue mandado construir por Don Enrique Carrión, Marqués de Melín, a los arquitectos Luis Martínez-Feduchi Ruiz y Vicente Eced Eced después de que se anulara el concurso que previamente se había convocado y en el cual habían participado ellos junto a otros arquitectos.
Las obras se iniciaron en 1931 y finalizaron en 1933, y se asienta sobre uno de los solares del tercer tramo de la Gran Vía, siendo seguramente uno de los edificios más importantes construidos durante esa década.
La esquina entre la calle Jacometrezo y la Gran Vía seguramente sea de lo más fotografiado que hay en Madrid, y esto se debe a la solución que se dio por parte de los arquitectos a la forma que el solar tenía en esa zona, un chaflán en curva rematado por la torre de cuatro pisos, la cual se proyectó desde el inicio para que fuera soporte de anuncios luminosos, como así ha sido.
En el edifico se ubicaron oficinas, los primeros apartamentos de alquiler amueblados de la capital, con muebles diseñados por el propio Feduchi, y una sala de cine de cinco plantas (el actual Cine Capitol), la cual también supuso un nuevo avance constructivo, no solo por su estructura (el techo de la sala se cubre sin apoyos mediante vigas Vierendell de 31 metros de longitud y más de 3 de altura), si no también por los nuevos materiales que se usaron en su construcción.

Hoy en día gran parte del edificio lo ocupa el Hotel Vincci Capitol, y es en una visita a este hotel durante la Semana de la Arquitectura cuando hemos tenido la oportunidad de conocerlo por dentro y poder contemplar la Gran Via desde sus terrazas, por cierto Gran Vía que pudimos contemplar durante las obras de remodelación. En nuestro álbum fotográfico podréis contemplar las excelentes vistas que hay desde este edificio.


Para conocer más:

Fundación COAM : el Edificio Capitol

Álbum fotográfico

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Edificio Carrión

cargando mapa - por favor, espere...

Edificio Carrión 40.420355, -3.706649 Edificio Carrión

El Oratorio de Antonio Palomino

El #OrgulloBarroco de la Casa de la Villa 

A lo largo del año hay días, pocos, en los que uno se alegra de haber “entrado” en este mundo de las redes sociales y de los “medios de comunicaciones sociales” (“social media” para aquellos que lo prefieran en la lengua de William Shakespeare), y hoy es uno de ellos. Este 7 de diciembre celebramos el día del #OrgulloBarroco, una iniciativa creada el año pasado por Investigart, unos maravillosos locos por el arte, y que este año llega a su segunda edición con más fuerza, y que pretende, la sencilla tarea, de llenar las redes sociales de cultura y arte. 

También ocurre, pero pocas veces, que los astros se alinean, la diosa fortuna te sonríe, la luz te ilumina y los dioses se apiadan de ti, y algo que llevabas tiempo buscando sin éxito, de repente aparece, y eso es lo que nos ha ocurrido a nosotros en estos días. Este fin de semana pasado la Casa de la Villa de Madrid abrió sus puertas al público después de 8 años y tuvimos la fortuna de poderla visitar; en el interior de este histórico edificio (cuya visita completa podéis ver aquí) se encuentra el motivo de esta entrada en nuestro blog, el Oratorio, estancia decorada por Antonio Palomino, y que ha servido en algunas épocas incluso de despacho del alcalde de Madrid. 

Y para hablar de esta pequeña joya de Madrid hoy contamos con la inestimable colaboración de Gloria Martínez Leiva (@Investigart) y Cipriano García-Hidalgo Villena (@Cipripedia), miembros de Investigart, que lo hacen bastante mejor que nosotros.

En la reforma de la Casa de la Villa, realizada en los años finales del siglo XVII por Teodoro Ardemans y de la que se suele destacar las magníficas portadas pétreas con los escudos, se decidió crear un pequeño oratorio o capilla para poder oficiar ceremonias religiosas y también custodiar las reliquias de María de la Cabeza, esposa del patrón de la Villa, San Isidro, que aunque era una figura con culto en el ámbito madrileño, no había sido todavía elevada a los altares como santa. Ardemans aprovechará para crear el Oratorio tres pequeñas estancias, en el esquinazo que hace la Plaza de la Villa con la calle Mayor, justo debajo de la torre del reloj. Concatenará para ello tres espacios cuadrangulares, que cubrirá con una bóveda esquifada, una cúpula con pechinas y una bóveda vaída. El elemento que dará unidad al espacio arquitectónico, y además brindará un claro mensaje iconográfico, es el magnífico conjunto de pinturas al fresco encargadas a Antonio Palomino en 1696. En éstas pueden verse las dos fuentes pictóricas de las que Palomino bebió a la hora de acometerlas. Por una lado muestran la dependencia de las enseñanzas de Claudio Coello, en las obras realizadas para el Alcázar de Madrid, con una importante presencia todavía de la quadratura a lo Mitelli y Colonna; y por otra denotan el influjo de Luca Giordano en los rompimientos de gloria de las bóvedas, prototípicos del pleno barroco y en la estela de los de Pietro de Cortona. Giordano había llegado en 1692 para realizar diversas decoraciones al fresco para el monarca Carlos II, entre ellos los de la Escalera de El Escorial y los de la Basílica del monasterio. En estas obras Antonio Palomino le servirá de ayudante y es obvio que el influjo del napolitano será decisivo en las decoraciones que Palomino abordará en la Casa de la Villa. En cuanto a la iconografía de las pinturas en éstas se desarrollará un completo programa en el que se exaltará a la Virgen, especialmente a la Inmaculada Concepción, siendo los pilares y los promotores de este culto los reyes de España Felipe III, Felipe IV y los coetáneos al encargo Carlos II y su segunda esposa, Mariana de Neoburgo, cuyos retratos también se dispondrán en los muros del Oratorio. Los atrevidos escorzos y la concatenación de formas y colores trabajarán a favor de generar un espacio unitario pese a sus divisiones. Un lugar único, de persuasión tanto política como religiosa, donde se plasma a la perfección la exaltación del culto a la Virgen, promovida por los Austrias, y el poder divino con el que éstos habían sido tocados.

Para finalizar queremos animaros a todos a seguir las etiquetas #OrgulloBarroco#BaroquePride en todas las redes sociales y participar en esta fiesta de la cultura. También podéis visitar la web #OrgulloBarroco creada para este evento .


Para conocer más:

Investigart : Antonio Palomino, La Quadratura Madrileña y su extensión hasta Valencia
Investigart : Frescos de madrid: maestros olvidados, obras destruídas

Álbum fotográfico

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Casa de la Villa

cargando mapa - por favor, espere...

Casa de la Villa 40.415131, -3.710947 Casa de la Villa

El Madrid Moderno

“El barrio más europeo de todos los barrios madrileños” .

Hace ya unos cuantos años, paseando por las cercanías de Las Ventas, nos encontramos con unas casas, no se si decir, de otro tiempo. Estas casitas, algunas en perfecto estado otras no tanto, son lo único que queda del “Madrid moderno”.

Nos situamos en el barrio de La Guindalera, en concreto en el área delimitada por la calle Cardenal Belluga, la calle Roma, la Avenida de los Toreros, la calle Cartagena, la calle Francisco Navacerrada, la calle Campanario y la calle Ruiz Perello.

La construcción de este “nuevo” barrio se inició a finales del siglo XIX, en el año 1890, y finalizó en 1906. Constando de tres fases de viviendas toda la urbanización de la zona. Esta nueva concepción de barrio nació con la idea de crear una zona más organizada y más saludable para las clases medias en las zonas del extrarradio. 

La primera fase de viviendas fue llevada a cabo por Julián Marín. Y como rasgos característicos de estos “hotelitos” destaca un pequeño jardín delante de la fachada y un mirador de madera sobre la entrada principal apoyado en dos columnas de hierro fundido. Al final de cada hilera de casas existía un pequeño torreón muy parecido, pero más pequeño, que la Casa de Las Bolas de la calle Goya, obra también de Julián Marín.

La construcción de este nuevo barrio tuvo varios “baches” hasta llegar a buen fin, problemas con las licencias de construcción, problemas políticos y, como no podía ser de otra forma, críticas por su estilo. Por ejemplo Azorín describió aquel nuevo barrio como: “Todo chillón, pequeño, presuntuoso, de una vanidad cacareante, propia de un pueblo de tenderos y burócratas”.

Hoy en día sobreviven muy pocas de las casas construidas originalmente, otras han cambiado su fisonomía, perdiendo parte de los elementos originales, otras están en muy mal estado o a punto de caerse, y la mayoría, simplemente, ha desaparecido; pero merece la pena darse una vuelta por esta zona de La Guindalera o como lo denominaba el ABC en 1906 “el barrio más europeo de todos los barrios madrileños”, intentando imaginar como fue aquel barrio y como podría ser hoy si hubiera sobrevivido a la especulación urbanísitca. 


Fuente y más información: Página web Urban Idade

Álbum fotográfico

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Madrid Moderno

cargando mapa - por favor, espere...

Madrid Moderno 40.430622, -3.666280 El \"Madrid moderno\"

El Hospital de la V.O.T.

Abrir en otra ventana

El Hospital más antiguo de Madrid .

Nuestros pasos de hoy se dirigen hacia el hospital en funcionamiento más antiguo de Madrid, con sus más de tres siglos de existencia el Hospital de la Venerable Orden Tercera de San Francisco es un edificio donde la historia, el arte y la medicina se aúnan formando un conjunto que ha sobrevivido al paso del tiempo y las guerras.

La idea de la construcción de un hospital por parte de la V.O.T. nació como consecuencia de la misión que esta orden tiene de ayudar y socorrer a sus miembros, por ello en sesión ordinaria del 14 de Septiembre de 1678 se acuerda la construcción de una enfermería para curar a los miembros más pobres.
La obra dio comienzo el año 1679, unos años después, en 1686, se inauguró la enfermería, y no fue hasta 1697 cuando se puede decir que la obra se finalizó al completo, siendo su coste de 624.000 reales.
A lo largo de su vida este edificio hubo de ser abandonado varias veces, pero la labor que se realizaba en su interior continuó fuera de sus paredes, siendo trasladada a otros edificios de Madrid, incluso a otras localidades. Por suerte, tanto como el edificio como las obras de arte existentes en el fueron cuidados y respetados durante esos periodos, y por eso hoy en día se conservan prácticamente igual.
Actualmente el Hospital de la V.O.T. funciona como centro privado.

Entramos en el hospital, y lo primero que nos llama la atención es el directorio, situado en uno de los antiguos expositores de la farmacia.

Empezamos nuestra visita al hospital por su Capilla, de estilo barroco, lugar que fue el que nos motivó para saber más de este hospital.
El inicio de su obra es posterior a la del hospital, iniciada en 1693, fue consagrada en 1699. Parece ser que los planos de la misma fueron de Teodoro Ardemans, dato que no se puede confirmar, y la obra fue realizada por José Arroyo y continuada a su muerte por Felipe Sánchez.
Pasamos a recorrer su interior, donde podemos destacar, de entre todas las obras allí presentes, el cuadro de la “Inmaculada Concepción” de Antonio de Pereda; así como la parte superior del retablo mayor, seguramente de lo mejor que podemos ver en esta capilla.

Una vez dentro de la sacristía nuestro guía nos llama la atención sobre algunas de las obras que allí nos encontramos, entre ellas el boceto del relieve de San Pedro de Alcántara (relieve localizado en el Altar Mayor del Monasterio de San Pedro de Alcántara de Arenas de San Pedro, obra de Francisco Gutiérrez), y por otro lado el retrato de Doña Ana de Austria, hija mayor de Felipe III y hermana de Felipe IV, representada amortajada con el hábito de la V.O.T., obra mandada pintar a su muerte por el fraile franciscano que fue su confesor, al igual que también mandó pintar a su hermano Felipe IV, ambos muy devotos de la orden.

Acabado nuestra visita por la capilla subimos al primer piso del hospital para pasearnos por el claustro superior, no sin antes pararnos a contemplar la escalera que hasta allí nos lleva, otro de los elementos de hospital, que por si mismo, hacen que merezca la pena la visita. Compuesta por dos tramos de escalones situados uno enfrente del otro que desembocan en un descansillo y del cual a su vez vuelven a salir otros dos tramos enfrentados para ascender al piso superior, es una escalera diferente a lo que podemos encontrar habitualmente. Pero si la escalera llama la atención, lo que la rodea no es menos importante, iniciamos el ascenso contemplando el retrato de Iñigo López de Zárate, hermano y ministro de la V.O.T., llegando al rellano podemos contemplar dos obras de Carreño de Miranda y entre ellas una de Antón Van Dyck, debajo del este último un busto de San Francisco, obra de Agustín Querol, y levantando la mirada contemplamos la decoración del techo, obra de Teodoro Ardemans. Finalizamos la ascensión en dirección al claustro superior no sin pararnos ante alguna obra de arte más.

Nuestra visita continua con un recorrido por el citado claustro superior y posteriormente por la parte inferior, contemplando los diversos cuadros allí expuestos, y observando el patio interior a través de los grandes ventanales de madera, por cierto, muy bien conservados.

El Archivo histórico es otra de las salas más importantes del Hospital, pues en el se guardan documentos referentes a la V.O.T. y a sus miembros desde la llegada de la orden a Madrid. Como curiosidad, indicar que en esta sala podemos ver una de las sillas de mano usadas para transportar enfermos.

Antes de finalizar nuestra visita nos espera una sorpresa, nuestro guía nos lleva a una sala de reuniones, localizada en la que fue farmacia del hospital, donde podemos observar los armarios y tarros, los más antiguos realizados con cerámica de Limoges, usados en su día. En este mismo lugar podemos observar alguna que otra obra allí guardada, como un tapiz, una imagen de de San Francisco, o una imagen de un niño Jesús, ricamente ataviado y con su historia escrita a sus pies.

Abandonamos el hospital, agradeciendo a Don Antonio Pérez, hermano ministro de la orden y nuestro guía, el tiempo que nos ha dedicado, la paciencia que ha tenido con nosotros y su colaboración a la hora de tomar fotografías, así como su magnífica explicación de la historia del hospital y las obras que alberga, que, por desgracia, aquí no hemos sabido reflejar.

Antes de salir del mismo, nuestro guía nos muestra los detalles de la cerrajería de la puerta de entrada, un elemento por el que tampoco parece que el tiempo haya pasado desde que el hospital entró en funcionamiento.

Una vez fuera del hospital dirigimos nuestra mirada hacia la imponente silueta de la Real Basílica de San Francisco el Grande, la cual ya visitamos hace tiempo, sin olvidarnos que a la sombra de la misma se encuentra la, prácticamente desconocida, Capilla del Cristo de los Dolores de la V.O.T., otra pequeña joya de Madrid que también pudimos conocer hace ya tiempo. Nos despedimos por hoy y antes de hacerlo os animamos a seguir descubriendo Madrid.


Fuente y más información: Página oficial del Hospital de la V.O.T.
Otras páginas: Manuel Blas. Madrid : Hospital de la Venerable Orden Tercera

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Hospital de la V.O.T.

cargando mapa - por favor, espere...

Hospital de la V.O.T. 40.408940, -3.713830 Hospital de la V.O.T.

La Escuela de Ingenieros de Minas

Nos vamos a “Minas” .

Hoy hemos decidido volver a la universidad, en concreto nos vamos a la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas y Energía, más conocida como Escuela de Minas, o en mi época universitaria (hace años ya) simplemente “Minas”.

El edificio de la Escuela de Minas fue diseñado por el arquitecto Ricardo Velázquez Bosco, quien ya tenía en su haber el haber diseñado el Palacio de Velázquez y el Palacio de Cristal en el Retiro, y que posteriormente fue el artífice del Palacio de Fomento.
Su construcción se inició en 1888.

El edificio está realizado en ladrillo, y las columnas y los adornos de piedra caliza.
Como en el resto de las obras de Velázquez Bosco es muy destacable el uso de las artes decorativas, y esto se ve muy claramente en los dos impresionantes murales realizados con cerámica de las fachadas laterales, obra de Daniel Zuloaga. En el del lado este, el que da a la calle Alenza, se representan la extracción de minerales, de aguas minerales y la metalurgia, y está creado a partir de cartones del pintor Manuel Domínguez; en el lado oeste, bastante más complicado de ver al estar esa fachada muy próxima a la del Museo Geominero, y tomando como base cartones del escultor Vicente Oms, se representan las ciencias físicas, químicas y naturales, y el transporte de minerales.

También en el exterior del edificio son muy destacables las figuras mitológicas y de mineros que podemos observar en los torreones, añadidos a primeros del siglo XX.
A la entrada del edificio podemos encontrar las estatuas de los ingenieros Luis de la Escosura y Luis Guillermo Schulz, ambas obra del escultor Fructuoso Orduna Lafuente.

Una vez dentro del recinto, en el patio exterior nos encontramos con la entrada a la Mina Experimental “Marcelo Jorissen”, la cual ya visitamos en su día, y con el castillete que perteneció al pozo «Mirador».
Entrando al edificio nos encontramos con el patio central formado por dos pisos de arquerías sobre columnas de hierro fundido y con una cubierta de vidrio sustentada por ménsulas de hierro fundido y correas de hierro laminado; alrededor de este patio se reparten las diversas dependencias de la universidad, donde podemos destacar la Biblioteca histórica, el Claustro, y el Museo Histórico Minero Don Felipe de Borbón, al cual dedicaremos próximamente un artículo. En el Claustro podemos observar de nuevo la cerámica de Daniel Zuloaga. Finalizamos nuestra visita atravesando el patio, donde podemos acceder al Salón de Actos, presidido por el retrato de Carlos III.

Solo nos queda recomendaros la visita a este edificio, en el cual los primeros domingos de mes (excepto durante el verano) se celebra un Mercadillo de Minerales y Fósiles, y también esos días se puede visitar el museo, y realizar diversas actividades, entre las que está la bajada a la mina.
También es muy interesante la visita al Museo de Arte Félix Cañada, dependiente de la ETSI de Minas y Energía, y que se localiza enfrente de esta Escuela de Minas en la calle Alenza, y al cual le dedicamos una visita (ver “el Museo de Arte Félix Cañada”).


Fuente : Arte en Madrid : La Escuela de Minas
Más información sobre visitas : Página Oficial de la ETSI de Minas y Energía

Álbum fotográfico

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Escuela de Minas

cargando mapa - por favor, espere...

Escuela de Minas 40.442213, -3.700305 Escuela de Minas

Ateneo de Madrid

Abrir en otra ventana

El centro de la cultura del siglo XIX y XX .

En el nº 21 de la calle del Prado, en el Barrio de las Letras, nos encontramos con un edificio singular de fachada estrecha, de la cual puedes pasar por delante casi sin fijarte en ella, pero que si nos paramos un poco y levantamos la vista podemos discernir las figuras de Velázquez, Alfonso X y Cervantes representando el Arte, la Ciencia y la Literatura; estamos ante el Ateneo de Madrid.

Continue reading… →

Sobrevolando el CTBA

Abrir en otra ventana

El Madrid financiero desde el aire .

Hoy subimos hasta uno de los puntos más altos de Madrid para contemplarlo, ascendemos hasta el piso 53 de la Torre Pwc (antes llamada Torre Sacyr Vallehermoso) a 212 metros de altura. Esta planta dedicada a instalaciones generales y equipos de la torre permite observar Madrid a través de unos “ojos de buey” situados en las tres caras de este edificio.

La Torre Pwc fue diseñada por el estudio de Arquitectura R&AS, dirigido por Carlos Rubio y Enrique Álvarez-Sala (el único diseño enteramente español) y es el tercer rascacielos más alto de España con una altura de 236 metros.

Nuestra visita a este edificio fue parte del programa de la Semana de la Ciencia del año 2016 en una actividad en la cual se explicaba el funcionamiento de los aerogeneradores que la torre tiene en las últimas plantas. Durante la misma pudimos obtener una serie de fotografías que nos han permitido simular nuestro vuelo sobre el CTBA.

Álbum fotográfico

Donde está

icon-car.pngFullscreen-Logo
Torre PwC

cargando mapa - por favor, espere...

Torre PwC 40.476578, -3.689389 Torre Pwc