La Casa de la Villa

El antiguo ayuntamiento de Madrid

El año pasado (hace unas semanas) visitábamos la Casa de la Villa, uno de los edificios más interesantes de Madrid, pero que por diversos motivos no abría sus puertas al público desde hace más de ocho años.

Fue una ocasión muy especial, en la que pudimos conocer el que fuera hasta hace unos años sede del Ayuntamiento de Madrid.

De entre sus salas ya os hablamos en este blog del Oratorio, excepcional lugar decorado por Antonio Palomino (ver el Oratorio de Antonio Palomino), hoy nos vamos a conocer un poco más el resto del edificio.

El proyecto inicial de este edificio, construido para albergar las dependencias de lo que sería el Ayuntamiento de Madrid, fue aprobado en 1629, y su creador fue Juan Gómez de Mora. Las obras no empezaron hasta años más tarde y en su edificación intervinieron otros arquitectos, aunque siempre manteniendo la idea inicial.

Antes de iniciar la visita a este histórico edificio nos paramos a contemplar su impresionante fachada a la Plaza de la Villa donde podemos distinguir una serie de escudos, alguno de ellos con la imagen del dragón, antiguo elemento del escudo de Madrid.

Una vez dentro, a los pies de la escalera, nos recibe la estatua original de la Mariblanca, de esta famosa estatua podemos ver copias en la Puerta de Sol o en el Museo de Historia de Madrid

Llegamos al Salón Goya, llamado así por el cuadro que allí se encuentra “Alegoría de la Villa de Madrid” realizado por el genial pintor, aunque lo que podemos ver aquí no es más que una copia, el original se encuentra en el Museo de Historia de Madrid.

Del Salón Goya pasamos al Oratorio de Antonio Palomino, pero no nos vamos a para aquí, solamente recordaros la entrada en la web que le dedicamos hace unos meses.

Una vez pasado el Oratorio entramos en el Salón de Recepciones donde podemos localizar la Custodia del Corpus Christi que todos los años es sacada en procesión el día del Corpus por las calles de Madrid.

Esta espectacular custodia fue realizada por el platero Francisco Álvarez en tiempos de Felipe II, y pertenece al Ayuntamiento de Madrid, su elaboración fue financiada por el pueblo de la Villa mediante suscripción popular.

De allí, cruzando por el Patio de Cristales, llegamos al Salón de Plenos, espectacular estancia que ha lo largo del tiempo ha recibido varias modificaciones y restauraciones.

De entrada podemos contemplar las magníficas pinturas realizadas por Antonio Palomino entre 1692 y 1696 en el techo del Salón.

Del Salón de Plenos volvemos al Patio de Cristales. 

Inicialmente era un patio a cielo abierto, pero en el siglo XIX sufrió una transformación para pasar a ser una sala más del edifico. Los balcones pasaron a ser puertas y se cubre el techo con una vidriera, la cual, en la década de los 40, se cambia por otra realizada por la Casa Mauméjean.

Finalizamos nuestra visita a esta maravilla de edificio, esperando que se abra más veces al público para que todos podamos disfrutar, no solo de su arquitectura y decoración, si no también por ser historia de Madrid.

Para conocer más: Guia Arquitectura COAM

Álbum de Fotos

¿Donde está?

icon-car.pngFullscreen-Logo
Casa de la Villa

cargando mapa - por favor, espere...

Casa de la Villa 40.415131, -3.710947 Casa de la Villa

2 thoughts on “La Casa de la Villa”

  1. La Casa de la Villa, que sepamos, no se puede visitar actualmente. El pasado mes de diciembre celebró una jornada de puertas abiertas, algo que realmente fue una sorpresa, y fue durante esa jornada cuando pudimos visitarla, pero no sabemos si volverá a celebrarla este año o si organizará en algún momento visitas de forma más habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *